El hormigón lavado es una tecnica de pavimentacion que nos da como resultado un pavimento con acabado rugoso.

Se suele aplicar en exteriores en lugares como cascos urbanos antiguos, zonas peatonales, de recreo, etc, …

Gracias a las distintas clases de aridos y granulometrias y colores obtenemos una amplia variedad de atractivos y resistentes acabados.